El policía y la Tarjeta Azul

Hoy enfrenté, como tantas veces este año, el duro golpe de la realidad, cuando en un artículo de la Voz del Interior (no se de que día) me encontré con la “noticia” de la cantidad de muertes del 2007 como consecuencia de los accidentes de tránsito. Sólo puedo decir que me quedé helado. No importa cuántos sean. El frío número. Lo único que importa es que sigue creciendo y no se hace nada para revertirlo.

El primer razonamiento que tuve al leer el artículo es que “somos unos animales”, y de hecho, también fue mi segundo pensamiento. El tema es que no es una novedad que somos unos desenfrenados e inconscientes a la hora de manejar, o que no nos importa si estamos en condiciones, físicas o técnicas de salir a la ruta. Simplemente ponemos primera y allá vamos.

Que nos diferencia del resto de los países? Cuál el componente explosivo que nos lleva a estar entre los poseedores de las rutas más peligrosas del mundo?

Sin duda nuestra propia estupidez es un componente clave en la probabilidad de ocurrencia de desastres, aunque he tenido la oportunidad de ver a Argentinos manejando en el exterior y parecían más cuidadosos del protocolo y las reglas que la Reina de Inglaterra. Por qué ese cambio? Se lo pregunté a un amigo y me iluminó con 4 simples palabras:

“Acá no se jode”, me dijo mientras manejaba en una ruta a 90km/h por primera vez en su vida.

Esta simple afirmación, implica que en Argentina SI SE JODE. O en resumen, cada uno hace lo que quiere, y no pasa nada.

Mi pregunta es, No deberían los municipales, en lugar de estar preocupados por tratar de cobrarte una multa por estupideces, dedicarse a parar/controlar a todos los autos vehículos que circulan: sin patente, sin seguro, sin luces o sin partes del mismo! No sería mas productivo que hicieran eso, en lugar de hacer “cebo” y estar parados de a 4 por esquina charlando y fumando? (Los he visto, y aclaro nunca me cobraron una multa así que no hablo por bronca)

O la misma policía, que en las rutas permite todo tipo de barbaridades sin que se les sacudan los restos de criollos de sus abultados vientres. A modo de anécdota ejemplificadora, recuerdo hace un mes atrás, volvía de Villa Carlos Paz, por el camino detrás del lago San Roque y a la altura del cruce entre la ruta que va a Cosquín y la que se dirije al paredón del dique, “nos sorprendió” un control policial, inmediatamente, mi primer pensamiento fue: “estos están cagados”, refiriéndome a los 2 autos que iban adelante mío. Un Peugeot 504 bastante sufrido con patente “X” (se acuerdan?) y un Rastrojero sin ningún tipo de luces de señalización en la parte trasera. Ah, era de Noche

Enorme fue mi sorpresa cuando el “Oficial” les hizo (a los dos) la seña de avanzar, y me detuvo a mi!!! Yo no manejo un BMW último modelo (quisiera) pero iba en un auto modelo 2000 bastante “entero” y con papeles en regla. Muy educado, el oficial me consultó a donde nos dirigíamos (iba con mi esposa) y de donde veníamos.  Me pidió los papeles y los controló.

Mientras registraba los datos en su planilla, con una velocidad digna de un empleado público, decenas de autos pasaron a mi lado, entre ellos más “potenciales accidentes”. En cuanto concluyó sus anotaciones, el Policía me miró y me dijo: “Ud no es el dueño del auto, no?”. A lo que contesté que si, pero que estaba registrado a nombre de mi esposa. Me volvió a mirar  agregó: “Ahhh… entonces me tiene que dar la tarjeta azul…”. Fue así como descubrí que existía una nueva reglamentación. Finalmente, en un ataque de buena voluntad, el policía me dejó ir sin culpa ni cargo.

Fue entonces, cuando me di cuenta que en realidad, el peligro para la comunidad, no eran los autos que viajaban de noche sin estar en condiciones mínimas… sino el caradura que no había pagado por la Nueva Tarjeta Azul.

2 comentarios

Archivado bajo Municipal, Nacional, Provincial

2 Respuestas a “El policía y la Tarjeta Azul

  1. Dario

    No seas ingenuo Administrador, sabes que no exista la mas minima posibilidad de que a los “potenciales accidentes” les saquen un mango porque no lo tienen, me extraña que no te hayan dicho “bueno señor sin tarjeta azul lo podemos arreglar de otra forma……$$$$………”

  2. terminoelmate

    Mis más sinceras disculpas… mi ingenuidad fue más fuerte. Aunque en ese caso en particular, me pareció más un caso de simple y llana estupidez que una cuestión monetaria. (Ojo! en ese caso en particular)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s