Basuritas en los ojos (de http://www.blogus.com.ar)

Una reflección sobre la enfermedad que sufren sufrimos los argentinos. Leela sin esquivarle al bulto!

http://www.blogus.com.ar/blog/2007/01/30/basuritas-en-los-ojos/

Caos en las rutas argentinas. Así podría llamarse algún titular en algún medio informativo que busque impactar al receptor. Y la realidad no está muy alejada de eso. Por ejemplo, dicen que en la ruta 11 hubo en enero, un accidente cada dos días. Alarmante, como le dicen. Incluso, cuando volvíamos de las vacaciones, a unos 250 kilómetros de la Capital por esta fatídica ruta 11, nos cruzamos con un accidente que había ocurrido segundos antes de nuestro paso. El micro pasó lento y vimos a las personas que se estaban bajando de los autos (creo que eran tres). Un garrón.

Me cuesta mucho entender por qué manejamos como manejamos. Lo he pensado una y otra vez, pero no llego a comprender las razones por las cuales, si se escucha y se lee por todos lados que se debe tener cuidado a la hora de manerar, los accidentes siguen ocurriendo y cada vez en mayor medida. Es obvio que estas razones, que son múltiples, tienen como común denominador nuestra idiosincrasia. O dicho de otra forma, creemos que la tenemos más grande que el resto, entonces pensamos que los demás son el problema y no uno.Lo que les voy a contar acá es un ejemplo de esta idiosincrasia. Hace algunos días estuve hablando con un conocido sobre este tema. Durante toda la conversación coincidimos en muchos puntos relacionados con este gran problema. Poca educación vial, poca conciencia social, alcoholismo, drogadicción, entes reguladores poco capaces, policía inepta y corrupta, gobiernos ineptos y corruptos, le dan un registro a cualquiera, etc., etc., etc.

El punto de inflexión en la conversación fue cuando, luego de haber hablado durante un buen rato y notar que mi interlocutor tenía mi mismo punto de vista, escucho de él una frase abrumadora:

– Mirá, yo soy de los que cuando dice “Máxima 130″, voy a 160. Pero porque yo manejo con cuidado. Además, a 100 o a 160 te matás igual.

¡Wow! No lo podía creer. Segundos después me dice.

– Porque acá los argentinos tenemos la manía de comprar a la policía. A mi me pararon y para evitar pagar una multa de mil mangos le tiré diez pesos al rati y zafé. ¡Diez pesos! Así la cosa no va, eh!

Quedé pasmado. Durante buena parte de la conversación noté en este flaco un discurso común al mío, pero de golpe me di cuenta que conoce el problema de lo conductores en la Argentina, pero que al mismo tiempo él es uno de esos problemas. Y en su lógica se interpretaba un “manejamos mal pero yo no soy el problema, son los demás”.

Acá me di cuenta que en realidad parte del problema se basa en la famosa frase “Vemos la paja en el ojo ajeno, pero no vemos la viga en el propio”. Creemos que el problema lo tienen los demás y pensamos que nunca somos parte del mismo. Y siempre queremos que las cosas cambien, pero no queremos cambiar nosotros. Golpear sin que nos golpeen. Pisar el charco sin que nos salpique. Gritamos, pero no queremos que nos griten. Señalamos con el dedo, pero que no nos señalen. Exigimos, pero que no nos exigan. Presionar sin ser presionados. Juzgar sin ser juzgados.

Como decía Pink Floyd allá por la década del ‘70, referido en este caso al dinero:

Money, its a crime.
Share it fairly but don’t take a slice of my pie.

Pink Floyd – Money

Es decir, hagan, pero no me molesten.

Esto es un ejemplo de como somos. Me gustaría saber las causas de cada uno de los accidentes que ocurrieron durante el último mes en Argentina. Las personas que causaron éstos, ¿se manejan con la misma lógica que la persona que hablaba conmigo? ¿Conocen el problema, pero creen que ellos no forman parte? ¿Saben que la sociedad tiene que cambiar de actitud, pero no ven que ellos también forman parte de la sociedad y del cambio requerido?

Creo que esta actitud la podemos encontrar en cientos de ejemplos de otras cuestiones en este bendito país.

– “Todos deberían tener trabajo”, pero si un negrito viene a pedirme trabajo no se lo doy porque quizás me robe. O si vive en una villa no le doy el trabajo por las dudas.
– “No hay que discriminar”, pero si camino por la calle y veo a alguien con cara rara, cruzo.
– “Hay que terminar con la violencia infantil”, pero si mi hijo se porta mal le pego y lo humillo públicamente.
– “Los políticos tienen que dejar de robar”, pero si me dan mal el vuelto no digo nada y salgo ganando.
– “Manejamos mal y deberíamos cambiar”, pero paso los semáforos en amarillo o en rojo, voy a 160, rebaso a otros autos por la derecha, tomo alcohol y manejo igual, si me llega una multa, lloro y digo que yo no fui, etc.
– “Lo cartoneros ensucian las calles”, pero el papelito del caramelo lo tiro al piso.
– “La policía no controla”, pero cuando controla la coimeo para zafar de la multa o me quejo diciendo que hay cosas más importantes que pasar un semáforo en amarillo.
– “Deberíamos dejar de empujarnos en los medios de transporte”, pero cuando subimos empujamos a medio mundo.
– “Necesitamos cambiar”, pero no me hagan hacerlo.
– “La gente debería dejar de ensuciar las playas”, pero tiramos el pucho o la botella en la arena.

Cambien, pero no me hagan cambiar porque yo no soy parte del problema.

Así somos. Una sociedad incoherente como pocas. Y así nos va…

1 comentario

Archivado bajo Varios

Una respuesta a “Basuritas en los ojos (de http://www.blogus.com.ar)

  1. Bien porque te haya gustado.

    Gracias.🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s