Estamos lejos del Gran Hermano Argentina?

1984No se confunda, con esto no me refiero al “programucho de morondanga” (y altísimo rating) que transmiten por TELEFE.
Me refiero en realidad a la peligrosa adaptación del libro “1984” de George Orwell que se está haciendo en Argentina. En el libro, Orwell plantea un futuro (o pasado para ser exactos) donde un estado totalitario oprime y confunde a las masas poco educadas. La sociedad vive en un estado de pobreza y necesidad. Sólo muy pocos tienen acceso a una vida de lujos y permisos. Le suena?
La información es controlada para favorecer las necesidades del momento y para proteger la imagen del Hermano Grande. Una figura omnipresente que todo lo ve, todo lo controla y nada perdona. Él es el comandante en jefe, el guardián de la sociedad, el dios pagano y el juez supremo, aunque ni siquiera se sabe si existe realmente. Encarnación de los ideales del Partido (derivado del Socialismo), el Partido universal, único y todopoderoso que vigila sin descanso.
La disidencia no es tolerada. Pensar diferente es un delito y hacerlo saber es sinónimo de desaparecer.
Los tres slogan del Gran Hermano de Orwell son:
1) Guerra es Paz. (Por suerte para nosotros, no tenemos guerra, pero nuestro GH se las arregla para usar a Uruguay como el destinatario de nuestro odio, antes a Chile y pronto le tocará a Brasil?).
2) Libertad es Esclavitud. (EL abandono de la educación es el mejor ejemplo de esclavitud en el Siglo XXI)
3) Ignorancia es Poder. (Si a la “deseducación” que vivimos le agregamos la confusión , el cóctel es explosivo).
Si quitamos las aristas dramáticas, propias de la imaginación exagerada (?) del autor, nos encontramos en nuestro país con alocadas aplicaciones prácticas del dogma de Orwell.
La oposición no es tolerada, en ninguna forma, color o bandera. Si es necesario, pueden exagerarse o crearse situaciones comprometidas para desviar el foco de atención, como el “intento de atentado” sufrido por el Presidente de la Nación, convirtiéndolo en una persecución política, en un obvio intento de conseguir un “casi mártir” en vista de las próximas elecciones.
Otro claro ejemplo es la modificación de la información en beneficio del Gobierno y sus intereses. En su obra, Orwell expone cómo el Hermano Grande requiere alterar diversas informaciones del pasado para demostrar cuán válidos son sus pronósticos. En la Argentina del presente, se modifican las estadísticas del pasado a través de los cambios en el INDEC, con el objetivo de validar las políticas de lucha contra la inflación. Como si la modificación de unas fórmulas de cálculo, hicieran algo para evitar que millones de personas vean cada mes como sus sueldos se diluyen como arena entre los dedos.
Y para remendar tan crasos errores, la solución encontrada por nuestro “Hermano Grande” fue otra muestra de totalitarismo. Dirigir personalmente las paritarias, poniéndose la camiseta de sindicalista e imponiendo a las empresas más subas en los costos que no van a terminar en otra cosa que en nuevos aumentos de la inflación. A no ser, por supuesto, que envíe al Hermano Menor, (Guillermo Moreno) a controlar poco sutilmente los precios…
¿Estaremos recreando “1984” en Argentina?
¿Tendemos al totalitarismo? O hay un exceso de imaginación.
Un consejo, si le regalan un televisor, a cambio de tenerlo siempre prendido.
Desconfíe.

3 comentarios

Archivado bajo Nacional

3 Respuestas a “Estamos lejos del Gran Hermano Argentina?

  1. Pingback: Nos está cargando??? « Termino el mate y te atiendo…

  2. Pingback: De Campanas y Gran Hermano « En el Medio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s