De Mármol

De VidoJulio De Vido tiene la cara de mármol. Enfrentémoslo. No hay otra alternativa. Si es capaz de evadir su responsabilidad (y la del gobierno) en la crisis energética que sufre la Argentina, entonces no es más que una estatua.

Francisco Olivera, de la Redacción de LA NACION, conduce una entrevista que deja a la vista el perfil pétreo del Ministro.

Para De Vido, los problemas de gas y de luz son mínimos

Culpó al frío y a los gobiernos anteriores; no ve mal que los afectados vayan a la Justicia

Venía de su semana más difícil como ministro. Pero Julio De Vido saludó amable. Lector obsesivo de todo lo que se publica en los diarios, está disgustado con algunos, como LA NACION, que han mostrado los flancos débiles del escenario energético: cortes programados de luz y de gas. Pero ayer fue correcto y usó también, en la conversación, el sobrenombre de algún cronista. Parado sobre el terreno polvoriento que sustentará, en 2008, una de las nuevas usinas eléctricas, el ministro de Planificación les echó la culpa al frío y a los gobiernos anteriores, y dijo que el país había tenido “un mínimo inconveniente”.

Al mediodía en Campana, provincia de Buenos Aires, De Vido habló, después de varios días de silencio, de la central General Belgrano, que se erigirá en el lugar. “No hay ningún atraso. Hay que darlo a publicidad”, dijo. El acto, que incluyó discursos del personal de Siemens -constructor de las turbinas-, se ideó a partir de una publicación que enfureció al Gobierno: hace una semana, LA NACION hizo un recuento del plan energético anunciado en 2004, consignó algunos retrasos respecto del original y publicó fotos que mostraban sólo movimientos de suelo en los terrenos. El texto aceleró los nervios y, quizás, alguna tarea (ver aparte).

-¿Cree que habrá gas suficiente para esta central?

-Sí, sí, por supuesto. Dentro del plan nuestro estamos licitando el gasoducto de Bolivia en el segundo semestre del año. En agosto del año próximo estará terminado. Son 12 o 14 meses de obra.

-Pero, si el gasoducto está en agosto de 2008 y la usina arranca en abril, no…

-[Interrumpe.] Vamos a tener gas suficiente. Cuando arranque va a haber gas y, si hiciera falta, en los días de pico, usaremos gasoil, como hemos usado este año.

-Tampoco hay mucho gasoil.

-No, pero vamos a empezar con la historia de que fue la mínima temperatura en los últimos 45 años y entonces se usó gasoil, lo que pasa siempre en cualquier país normal del mundo cuando hay picos térmicos. Obviamente, uno recurre a todas las posibilidades y potencialidades que tiene. En este caso, la Argentina está perfectamente abastecida a través del flujo de gasoil que vino a aportar los volúmenes de gas que faltaron, porque fue para los usuarios residenciales, que, para nosotros, son prioridad única y absoluta.

-¿No es exagerado decir que el país estuvo perfectamente abastecido?

-Hubo cortes en los servicios interrumpibles, como es lógico; los contratos así lo plantean…

-Pero no sólo se afectó a los interrumpibles.

-Algunas empresas industriales, ante el enorme consumo que se planteó por la excesivamente baja temperatura, de común acuerdo con nosotros, decidieron no consumir energía a los efectos de poder salir del pico, restablecerlo perfectamente para, a partir del lunes, poder trabajar tranquilamente. No hubo en toda la temporada otoñal un corte, salvo esos tres días de temperatura extrema… ¡Cuarenta y cinco años! ¡Más explícito no se lo puedo decir!

-Ministro, ¿cómo “de común acuerdo con las empresas”? Muchas analizan acudir a la Justicia.

-Bueno, usted sabe que, como en todas las cosas de la vida, y sobre todo cuando uno está en el Estado, no todo el mundo está de acuerdo con lo que uno hace. Todo el mundo tiene la potencialidad de llevar el problema a otra instancia superior. ¿Sabe cuál sería el problema? Que no pudieran recurrir a esa instancia en el caso de que se vieran afectadas. Pero yo le puedo asegurar que, viendo los números de crecimiento de la industria, casi el 75 por ciento en 4 años, con un parque de generación que, si bien era moderno, era absolutamente insuficiente porque no había ninguna planificación en expansión, lo que se ha hecho en estos tres años en materia energética es importantísimo. Y la Argentina sigue creciendo y para este año proyectamos cifras similares de crecimiento. Mire: lo que valen son los números, los números finales, los números reales. Ahora, que durante tres días haya habido un mínimo inconveniente, producto de una situación extraordinaria que se da cada 45 años…

-¿No cree que pudo haber algún error del Gobierno con la energía? ¿Todo estuvo bien?

-Mire: yo no sé si nosotros hemos cometido errores; lo tendrán que juzgar quienes nos sucedan y ustedes, que están para eso, para analizar, estudiar e investigar. Lo que le digo es que los que estuvieron antes que nosotros, bueno… ¡un desastre!

Deja un comentario

Archivado bajo Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s