Triste y Obligado Regreso (desidia e insensatez)

Luego de una larga ausencia, por diversos motivos entre los que destaco la escases de tiempo y la incapacidad psicológica para procesar la espiral descendente en que se está sumiendo nuestro querido país.
Pero a veces, desidia e insensatez se combinan para horrorizarnos, castigarnos y lastimarnos hasta el desmayo.
Dos familias fueron exterminadas en un instante, en un horroroso accidente de tránsito. Trece personas (de catorce que viajaban) murieron el domingo en Córdoba. Una persona sólo puede imaginar tan luctuoso saldo en catástrofes del transporte público, donde decenas de personas son puestas en riesgo. Pero no,se trató del choque frontal de dos automóviles. Siete personas por auto, indica como mínimo dos personas de más por vehículo.
Enumerar las causas que pueden haber ocasionado este hecho lamentable nos podría llevar horas de estéril discusión, porque tarde o temprano, llegaríamos a concluir que:

– Las rutas son demasiado angostas para nuestro actual parque automotor.
– Las rutas, en general, están en un estado lamentable, incluso muchas con peaje.
– La pobreza estructural en la que está sumido nuestro país, obliga a coexistir vehículos que fácilmente superan los 200k/h con automóviles que apenas logran ser llamados como tales.
– Inexistencia absoluta de una policía caminera, tal vez porque todos los efectivos policiales, están dedicados al frustrante trabajo de poner un freno a la creciente delincuencia.
– Desinterés de la policía por controlar “causas probables” de accidentes en las rutas; demostrado por cientos y cientos de ejemplos de policías “custodiando” sus camionetas al costado de los caminos, mientras a un metro y medio pasan vehículos que a duras penas se mantienen en una sola pieza.
– Falta de un adecuado sistema de premio y castigo. Nada que pueda ser solucionado con “Unos mangos para la Coca” puede ser un método de disuasión para los transgresores.

Hasta aquí los estructurales o materiales, pero esto no es todo. En nuestra Argentina, uno de los mayores peligros son sus propios habitantes: Por si no lo entendió: Nosotros.

– Quienes demostramos un absoluto desprecio por la seguridad, al viajar a más de 170k/h en rutas o autos que con mucho optimismo pueden ser consideradas para 120. O que en cambio, nos lanzamos a la ruta en vehículos que no cumplen con ninguna norma de seguridad vial, ni siquiera algunas tan esenciales como luces de iluminación y señalización.
– Quienes no respetamos ninguna norma de seguridad ni ley que consideremos que no es aplicable para nosotros. Como si fuera potestad de cada persona, decidir que regla le es aplicable.
– Quienes preferimos “mojar” a un policía a cumplir con la ley.
– Quienes a pesar de sabernos uno de los países con mayor mortalidad por accidentes de tránsito, nos mantenemos inconmovibles.

Tal vez podría agregar algunas líneas más en cada uno de los grupos, pero creo que pueden resumirse en: Desidia e Insensatez. Gobierno y ciudadanos son responsables de la barbarie sin precedentes en la que vivimos. Decenas de muertos en los primeros días de este año. Ninguna acción. Ningún cambio.
Pero aquí llega la eterna pregunta: ¿Que hacer? ¿Por dónde comenzar?
Nadie quiere dar el primer paso, aunque en realidad, todos utilizan al resto como excusa para no iniciar su propio cambio. Es más fácil para el Gobierno mirar para otro lado y hacer de cuanta que es normal que miles de personas mueran por año en accidentes y decir que el problema es la falta de conciencia. Tal vez es porque ellos viajan en avión y helicóptero, donde las tasas de probabilidad juegan a su favor. Y los particulares le echan la culpa al Gobierno, por las rutas y a otros conductores por lo inconscientes.
La culpa, como dijo Tato, siempre es de otro.
Hay muchos planes de acción para salir. Varias organizaciones tienen sus sugerencias y proyectos de ley de páginas ajadas y amarillentas. Algunos dicen que hay que declarar la Emergencia Vial. Tal vez sea lo correcto, si se manejara profesionalmente, aunque los últimos cientos de planes lanzados por todos los gobiernos de todas las banderas y colores sólo han servido para enriquecer quienes los comandan y convertirse en vergüenza nacional, recuerdan los planes de lucha contra la droga? “Sol Sin Droga” creo que se llamaba.
En el largo plazo, será la educación y la conciencia, la que lidere el cambio, pero en el corto plazo, sólo puede esperarse la intervención del estado en medidas reales y duraderas que sirvan para corregir la situación que nos domina y no para recaudar o para simplemente “hacer rostro”. Se requieren medidas inmediatas. No para febrero ni para marzo.
En los próximos días intentaré hacer un compilado de las principales acciones propuestas en argentina y olvidadas por el estado.

PD: Me haría feliz recibir sugerencias reales, aplicables en la Argentina de 2008, para resolver los problemas de 2008 y con los recursos existentes en 2008.

3 comentarios

Archivado bajo Municipal, Nacional, Provincial

3 Respuestas a “Triste y Obligado Regreso (desidia e insensatez)

  1. jMd

    Ya se te extrañaba, no siempre comparto tus opiniones pero siempre es bueno ver la otra cara de la moneda. Suerte y ojala este año tengas más tiempo para el blog.

  2. Gracias por la bienvenida! Es bueno recibir comentarios como éste.
    En cuanto a las diferencias, más allá de lo necesarias que son, creo que lo más importante sería contrastarlas. Me gustaría leer tus opiniones. A favor o en contra.
    Un saludo!

  3. Algo ya dicho hasta el cansancio:Empecemos por cumplir cada uno de nosotros las leyes ya establecidas, que son muchas. Dejemos de esperar que primero empiece el otro.
    Una unica ley de transito para todo el país sería un buen comienzo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s