¿Dónde está la Cris-is?

En la alborada del fin de semana largo, el Gobierno se encargó de decirnos a los simples mortales que no había crisis de ningún tipo en Argentina. Que no había un problema social, que no faltarían alimentos ni combustible. En fin, “que no pasaba nada raro”.
Yo le hice caso, claro, porque es el (o la) Presidente. Controlé mi medidor de combustible. Tres cuartos de tanque. Con más de medio tanque y ningún largo recorrido que realizar no me preocupé, estaba en condiciones de superar cualquier pseudo-crisis que se desarrollara en nuestro país.
Ya el sábado, mientras seguía por televisión los hechos ocurridos en algunas rutas de nuestro país y luego de escuchar atónito la “respuesta oficial” entregada en conjunto por los “Hermanos Fernández”, comencé a preocuparme. Ni siquiera voy a comentar lo dicho por el impresentable de D’Elía, voy a esforzarme (ingenuamente) por considerarlo ajeno al gobierno. No hay ningún problema, dieron a entender.
Durante el Domingo, traté de mantenerme ajeno al “problema inexistente” y disfrutar como el resto de los argentinos del día del Padre. Al final del día, con el estómago lleno (no de carne, se entiende?) volví a casa y noté que el tanque ya acusaba que la mitad del volátil liquido había sido consumido.
Hoy lunes, ya algo más preocupado tomé rumbo a la estación de servicios más cercana, dispuesto a esperar por un buen rato haciendo la cola que con seguridad tendría más de cien o doscientos metros. Mi ingenuidad no tiene límites. Al llegar, me encontré con más de 1 kilómetro de autos en una triste fila india. Algunos tomaban mate, resignados; otros empujaban sus autos, ya silenciosos por la falta de combustible. La realidad se hizo presente y me abofeteó.
No tengo campo. No vivo de transporte de carga ni de ninguno de los sectores que están trabados en esta pelea digna de un jardín de infantes. Entonces, porqué me está afectando? Por qué hay cientos de industrias a suspendiendo personal por falta de componentes o materia prima?

¡¿Será que en verdad hay crisis?!

Creo que si.
Lo que ahora me pregunto es: ¿Dónde vive la Presidente? ¿Cuánto tiempo debemos esperar antes que el Gobierno reconozca la existencia de un conflicto potencialmente catastrófico para nuestra economía y actúe en consecuencia?
Negar los problemas no hace que desaparezcan. Sólo los potencia.
Sra. Presidente:
SI, hay crisis.

SI HAY CRISIS.

¡SI HAY CRISIS!

1 comentario

Archivado bajo Nacional

Una respuesta a “¿Dónde está la Cris-is?

  1. Te he dejado en mi blog el “Premio Brillante Weblog 2008” que me llegó a mi, con la consigna de pasarlo a quien vos quieras.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s